Banda Machos es víctima de fuertes amenazas tras denuncia penal.


La denuncia entregada la noche del domingo 18 de Noviembre y que ha derivado en intentos inútiles de intimidación y amenzas, se debe a que pese a que Banda Mach ha sido ya notificada que debe dejar de usar ese nombre y ese repertorio, en franca rebeldía contra dictámenes judiciales sigue haciendo caso omiso. La Banda Machos se reserva por ello el derecho de ejercer acciones penales contra Banda Mach al tener todo registrado ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor (INDAUTOR), desde su clásico grito "¡Arre Machos!", hasta su imagen, canciones y vestimenta, todo ello clonados de forma descarada por Banda Mach. Además de José Juan Guardado, la denuncia involucra a Raúl Ortega Aguayo, Rosalío Palafox y Eduardo Noriega Pérez, todos ellos señalados por usurpar nombre, canciones, vestuario y una serie de elementos registrados que no tienen derecho de usar para su beneficio al no ser de su propiedad.

A lo largo de la pasada semana que recién concluyó y particularmente el día sábado, integrantes y equipo de trabajo de la Banda Machos han estado recibiendo llamadas intimidatorias en sus números personales de parte de sujetos anónimos que dicen ser integrantes de bandas de la delincuencia organizada para que desistan de hacer válidas las resoluciones que por ley le confieren a la “Reina de todas las bandas” el uso exclusivo para interpretar su repertorio y usar su vestimenta, al tiempo que prohibía a la Banda Mach seguir usando ese nombre por semejanza con el de Banda Machos. 

Quienes realizan estas llamadas, que amenazan la integridad del equipo de trabajo de Banda Machos y de sus respectivas familias, han declarado en la cobardía del anonimato y de forma reiterada la intención de “desaparecerlos” toda vez que, afirman, “no estamos jugando y tenemos gente lista en todos lados para ponerles un alto como sea”, incluyendo a integrantes de su familia, por ello se ha tomado la decisión de incluir esta semana en la carpeta que se sigue ante la fiscalía del Estado el delito de amenazas, responsabilizando a la Banda Mach de cualquier cosa que suceda a los integrantes de la Banda Machos, ya que el motivo reiterado de cada llamada es justamente para que ellos y su equipo legal detengan los procedimientos de ley, para llevar ante la justicia a los integrantes de la Mach, empezando por José Juan Guardado Rosales. 

Es relevante recordar que José Juan Guardado Rosales fue miembro de la banda y que tras tener problemas en Estados Unidos fué deportado y justo ahí comenzó a tener problemas con sus compañeros, lo que derivó en su posterior salida. De este modo fue liquidado y fundó Banda Mach, en una clara y dolosa alegoría que se presta a la confusión tanto en el nombre, como en la interpretación de canciones que no le pertenecen y que el asume como propias, lo cual es falso y para comprobarlo solo basta revisar los autorales que aparecen en cada disco. 

Share: