El poder de la palabra hablada.


Por: Fernando Tapia.

“La palabra del hombre es una varita mágica cargada de poder” Florence Scovel Shine.

Sí el hombre asumiera la responsabilidad sobre el impacto que tienen sus palabras en su vida, sería más cuidadoso en la selección y expresión de ellas.  La influencia que tienen las palabras que utilizas en tu día a día, poseen la capacidad de moldear tu percepción de tus experiencias. Cada palabra que expresas, es el resultado final de tus creencias acerca de algún tema. Estas pueden ser, tus opiniones acerca del dinero, la salud, el amor, el trabajo, etc. 

Por lo tanto, sí deseas entender la razón de ciertos eventos en tu experiencia de vida. Presta atención a las palabras y frases que utilizas a diario. ¿Estás acostumbrado a enunciar tus ideas de forma asertiva, positiva, negativa o neutral?  Dice Louis Hay, autora estadounidense del libro “Tú puedes sanar tu vida”, “Sí te descubres repitiendo más de tres veces una palabra, es ahí en donde se encuentra una idea enraizada”. Por lo tanto, no juzgues como bueno o malo, sólo observa lo que existe en ti. De esta manera podrás decidir el rumbo que puede tomar tu vida. Una vez que permaneces receptivo a tus propias palabras, te estas encaminando a una experiencia con mayor significado, plenitud y consciencia. 

Luego entonces, podrás apreciar la capacidad creadora sobre tu destino. Sabrás que las vivencias que has tenido, tienes o tendrás, guardan una íntima relación con la forma en que te has expresado de los eventos en tu día. 

Sí deseas acceder a una vida con escenarios más positivos, comienza por la revisión de tus palabras, descubre que has estado diciendo y acciona desde ese lugar. Toma aquellas ideas negativas que quieres cambiar, y transfórmalas en ideas opuestas, pero siempre de manera positiva. 

Por ejemplo, cuando hablamos de “convertirse en una persona rica” evita enfocar tus palabras en la pobreza y comienza a expresarte de forma más objetiva hacia la prosperidad.  Evita decir “Soy pobre” y sustitúyelo por “Estoy en proceso de prosperidad”.

De esta manera, tu sentir tendrá un cambio que evoque de manera directa lo que estas expresando. Ya que estás palabras llegarán a tu mente subconsciente, recuerda que el subconsciente no tiene un filtro o sentido de discernimiento. Es una puerta totalmente abierta que dejará entrar todo lo que ante él se presente. 

Por ello, sí has estado enviando mensajes que has expresado de forma negativa, entonces en tu interior se ha almacenado una serie de ideas que, a su vez, se fueron solidificando y que se tradujeron en imágenes mentales. Mismas que se traducen en experiencias y que son nombradas por ti a través de las palabras que utilizas. 



Recupera tu poder, es en este instante que tienes la capacidad de decidir el rumbo que quieres tomar. No te desesperes sí no logras identificar todas las palabras, el hecho de que asumas la disposición de realizar cambios te permitirá permanecer abierto a nuevas ideas. Sé paciente y amable contigo y poco a poco lograrás que este nuevo habito se convierta en tu forma de vida.  

Recuerda esto: “La gota de agua perfora la roca… no por su fuerza, sino por su constancia”. ”Bruce Lee
Share: